jueves, 20 de junio de 2013

Customizando con remedios caseros

Hoy os enseño un pequeño remedio, para esos destrozos que nuestros hijos nos hacen en la ropa, diferente a las típicas rodilleras o a los parches que nos venden en las mercerias, cada vez más caros, y que no siempre nos cuadran bien, o por tamaño o por el color o simplemente porque no nos gustan lo suficiente.
Mi hija hizo un montón de agujeros en estas mallas,

así que decidí customizarlas con estas flores tán jipis, pero que le iban ideales por los tonos.


Sin más, están recortadas de la tela, pegadas con flixelina con la plancha y después cosidas a festón. El resultado ha sido muy satisfactorio y mi hija está encantada porque es como si estrenara mallas nuevas.

También he hecho otra versión para otros pantalones. En esta ocasión eran unas mallas negras, así que pensé que algo de las monsters le iba genial.


Como el agujero no era muy grande, ajusté al tamaño necesario la calavera de las monster en fieltro.
¿Qué os parece?. Bueno, espero que os hayan servido estas ideas. Y para cualquier consulta, duda o sugerencia, podeis dejar un comentario en esta entrada o poneros en contacto conmigo en txuelagauzak@gmail.com