martes, 3 de diciembre de 2013

La guinda del pastel

Ana quería regalar a su amiga algo práctico y original por el nacimiento de su primer hijo.
Ya había visto las tartas de pañales y gustándole todas, no sabía bien por cuál decidirse.
Mirando en Txuelagauzak, decidió que la que más le gustaba era esta,

una sencilla tarta de tres pisos.
El problema es que a ella le gustaba tal cual, y claro en esta ocasión el bebe era niño, así que la decoración de esta tarta no era muy apropiada.
Pensando un poco, en algo original, sin salirnos de la línea de las tartas clásicas, y sabiendo que ella quería incluir en el regalo productos de higiene para el bebé,
se me ocurrió que, porqué no, podíamos hacer un, tan de moda, Cupcake.
A Ana le divirtió mucho la idea, así que me puse manos a la obra. La decoración y elección de los colores corrían de mi cuenta.
Pensé que los cupcakes rellenos están buenísimos así que el de Ana también iba a llevar relleno, en este caso, todo esto

cosas útiles y prácticas que a los papás les van a venir fenomenal para el cuidado del bebe.
También pensé que un pastel no lo entendemos como tal, sin su guinda, así que eso es lo que iba a coronar mi cupcake, una apetecible guinda roja.

Y poquito a poquito, con mucho mimo y cariño fui haciendo este pastelito, que os enseño recién salido del horno

 ¿Qué os parece el resultado?
Yo no me canso de verlo, en vivo y en directo es espectacular.
A Ana le ha encantado y a los futuros papás a juzgar por esta foto, creo que también.

Enhorabuena Diego  y Vanessa y se bienvenido Eneko,
disfruta de tu Cupcake


      Y si vosotr@s quereis algo parecido, ya sabeis, poneros en contacto conmigo en
txuelagauzak@gmail.com . No dudeis en plantearme vuestros deseos y siempre ajustándome a vuestro presupuesto, yo intentaré hacerlos realidad.