miércoles, 15 de enero de 2014

Monster high

Seguimos con los pequeños encargos que los Reyes hicieron a Txuelagauzak para repartir felicidad.
Hoy tocan unos dulceros.


Estos pequeños bolsitos, con Clawdeen Wolf, la loba de las monsters,

 iban cargaditos de chuches para dos niñas forofas de estas muñequitas, que parece que este año se han portado bien,
porque entre esas chuches no había carbón.

Seguro que los Reyes han acertado con este regalo, porque unas niñas coquetas necesitan un bolsito donde llevar sus cositas para estar guapas..., ya me entendeis.
Y nuevamente Majestades, gracias por confiar en Txuelagauzak,
todo un placer.