martes, 20 de mayo de 2014

Un roto y un descosido

Ay!, pobre Izaro. 
Se le rompieron sus pantalones preferidos, y además , como suele ocurrir, 
recién estrenados.

Como el agujero era bastante grande, el remiendo, como veis, no quedaba bien,
 y ella, como es lógico, no quería ponérselos así.
Su mamá, seguidora de mi blog, y amante, como yo, 
 de los detalles que personalizan prendas,
recurrió a mí para ver si podía hacer algo.
Preguntamos a la dueña de los pantalones, qué es lo que le apetecía más y 
este es el resultado.

Unas pequeñas flores que ocultan lo que no se debe ver,
y que alegran este pantalón, haciéndolo único y personal.
Y para que no se note demasiado que es un remiendo,
le hemos añadido, algún detalle más en la zona del bolsillo.

De esta manera, de un remiendo, pasa a ser un pantalón de diseño.
¿Qué os parece?.


Ya sabéis, si tenéis alguna prenda como esta, que os encante, pero que ha sufrido algún desperfecto, 
y no encontráis en el mercado algo que os guste u os encaje,
no desesperéis, aun hay una solución,
que además la convertirá en muy personal.

NADIE TENDRÁ UNA IGUAL