jueves, 1 de octubre de 2015

Quiero mi almuerzo

Mi hija es de las que tiene que ir conjuntada y mona a todas partes.
A ella le encantan los bolsos, bolsitas,....todo le parece necesario y práctico,
así que tras varias bolsas para el almuerzo del recreo, que se perdían 
o no acaban de cuajar como complemento ideal,
por fin parece que hemos dado con la definitiva.
Descubrí un retalito de tela entre todas las que tengo,
que me pareció colorida, divertida y original,
y enseguida la visualicé convertida en una bolsita para el almuerzo.
Me puse a ello y al día siguiente mi hija ya la estaba estrenando.
La tela tiene una simpática vaquita, 


aquí la teneis por delante,

 
y aquí por detrás.


Y así queda cuando la llevas cerradita.
En esta bolsita tan mona lleva mi hija su almuerzo todos los días, 
la mar de encantada y orgullosa.