martes, 1 de julio de 2014

¿Unos manteles?

Los que me seguís en facebook ya sabéis que hace tiempo me uní a una iniciativa muy especial.
Se trata de una cadena en la cual la sorpresa está garantizada. La reseña decía así:

<<Para contribuir a generar un poco de felicidad este año, voy a participar en una iniciativa de "Pay-it-forward". La idea es que las cinco primeras personas que contesten mi estado diciendo "me uno" recibirán una sorpresa mía en algún momento del año. Todo lo que se te pase por la cabeza sirve: un libro, una visita, un detalle, una postal, una tarjeta...
No os avisaré, simplemente os sorprenderé cuando me sienta y encuentre algo que crea que es para ti. Estas cinco personas que se unan tendrán que copiar este texto (no compartir) en su muro de Facebook para continuar la cadena.
La idea es crear una cadena de generosidad en el estilo de la película "La cadena de favores".
En 2014 vamos a extender un poco mas de amor y buen rollo sin ningún otro propósito que robar una sonrisa.>>

Tras publicarlo en mi muro, 
las cinco primeras personas que se unieran a esta iniciativa
iban a recibir un regalo sorpresa de mi parte, 
cualquier cosa.
Pues bien, lo que hoy os enseño es el primero de esos cinco regalos.

Si os muestro estos manteles tan coloridos,


¿os podéis imaginar lo que hice con ellos?,
no penséis más os lo desvelo yo,
nada más y nada menos que este bolso tan veraniego.


Se trata de una cartera de mano,
a la que yo le he añadido una cadenita para poder llevarlo colgado,
bien al hombro, de forma formal,
o bien de bandolera,


 más cómodo sobre todo si tenemos hijos.
Esta carterita tiene más capacidad de la que parece a simple vista,


y además con dos bolsillos laterales,
para el móvil, los pañuelos....




¿os ha gustado la sorpresa?,
a su destinataria sé que sí.

A mí me ha encantado hacerlo y contribuir a despertar sonrisas.