domingo, 17 de abril de 2016

Una mochila, ¿y algo más?

Ari, cumplía años.
Así que tocaba regalito, la ocasión perfecta para poner en marcha mi imaginación.
Le gustan mucho las mochilas,
así que pensé en hacerle una,
así además la podría llevar a la ikastola con su bata,
su almuerzo o para las excursiones.

El año pasado su regalo fue este cojín.
La idea es que lo pudiera llevar a clase,
así que se me ocurrió ponerle unas asas a modo de mochila,
de ahí la afición de Ari a las mochilas...



Así que como este año el regalito también estaba pensado para el cole,
decidí hacerlo en las mismas telas.
como si de un conjunto se tratara.


Como Ari aún es pequeña,
y sobre todo en Txuelagauzak pensamos en hacer cosas prácticas,
se me ocurrió hacer esta mochila convertible en una pequeña bolsa tote
que su madre pueda usar también para llevarle la merienda, por ejemplo.

Esta mochila se puede llevar de dos maneras,
algo más recogida

o abierta del todo.

Y aquí teneis las dos versiones,

bolsa tote,

o mochila.

Como no, con un bolsillito, para los pañuelos,
o para los pequeños amiguitos que nos podemos llevar en nuestras tardes de paseo.

Yo he elegido,
un cuento de princesas con el que he completado el regalo.

¿Qué os parece este pequeño detalle?