martes, 16 de junio de 2015

Caracol, col, col,.....

Nuevamente Nuria confió en mí para un regalo especial.
Un nuevo niño iba a nacer y teníamos que hacerle una tarta de pañales,
simpática y divertida.
Y como a Nuria siempre le había gustado mi caracol,


pues creo que estaba claro ¿no?.

Me puse manos a la obra, con la misma ilusión de siempre y listo,
Nuria tenía su caracol preparado para regalar,




con pequeños detalles que lo hacen original.



Creo que ha quedado muy simpático y divertido,
¿no creeis?